Fotoagüita. Don Gilberto Hernández y su cámara instantánea

Revista Papalote

Por: Juan Pablo Ramírez / Ilustración: Jesús Palomino (Basado en una entrevista de Richar Vidal)Caminar por Popayán es una experiencia que debe disfrutarse al máximo. Uno de los placeres de mis tardes sabatinas es recorrer el parque Caldas en todas las direcciones: darle la vuelta por fuera, caminando por la alameda adoquinada que linda con la gobernación y la catedral; entrar en diagonal y luego zigzaguear hasta llegar a la estatua del sabio donde don Gilberto Hernández trabaja con su cámara instantánea.

fotoaguita

Confieso que siempre, en los 34 años que llevo ejerciendo de payanés, miré con profunda curiosidad al hombre que retrata a las parejas y a los niños con su ‘fotoagüita’ (nombre cariñoso con el que la ciudadanía reconoce al personaje). Pero apenas ahora me atreví a acercarme y curiosear.

Cuando llegué lo encontré sentado en una banca charlando con un hombre mayor, muy gordo y sin dentadura que barruntaba…

Ver la entrada original 315 palabras más