Economía, turismo y patrimonio

Por: Cesar Steven Valbuena Yarpaz
[Estudiante de Diseño Visual – Institución Universitaria Colegio Mayor del Cauca]

Mural en San Agustín

En la región de San Agustín (Huila-Colombia) existen diferentes sitios para visitar, conocer y aprender sobre la cultura aún sin completar de tan misteriosa y asombrosa civilización, que habitó la región y que dejó una huella, que hoy en día es reconocida como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO, de tal manera, que este reconocimiento de cabida a que sus habitantes encuentren en él, una vía para obtener recursos económicos, generalmente individuales y familiares, apoyándose también en los beneficios del programa de la Economía Naranja, establecido por la presidencia del país. Durante este caótico año de pandemia, todos los comerciantes se vieron obligados a volcar su cotidianidad a una nueva normalidad en la que realmente la economía tuvo un gran declive y nos hicimos más distantes, como si ya no fuera suficiente con la desconexión que las clases sociales nos imponen. Así, en el presente escrito parto de la pregunta: ¿Cómo se usa el patrimonio cultural de San Agustín como recurso económico para el sostenimiento individual y la diferencia en tiempos de pandemia y la normalidad?

Cotidianidad y economía

Esta región desde que fue descubierta empezó a desarrollarse como algo más que solo una necrópolis, de hecho, sus habitantes comentan que fue un impulso para el desarrollo del municipio principalmente dentro de la economía y la infraestructura para la conservación del patrimonio que allí se haya y también en pro de la población y el turismo.

A diario los comerciantes o vendedores, se dedican a emplear sus productos como medio para su sostenimiento, con la venta de recuerdos o siendo ajenos a nuestra lengua, souvenirs, para aquellos turistas que visitan el municipio e incluso para los mismos habitantes quienes quieren tener algo “propio” en las repisas o mesas de centro en la sala por dar un ejemplo a la variedad de objetos que se pueden encontrar, que van desde mochilas, hasta cuadros y esculturas con elevados precios, donde se paga por lo artesano, lo hecho a mano. La experiencia no solo está enmarcada en los souvenirs, si no también en los restaurantes, los hoteles, bares, cafés y cualquier sitio que permita a los turistas disfrutar su paso o estadía en el municipio.

Casa Tarzán

Además, con las nuevas estrategias del gobierno, como lo es la Economía Naranja, “un modelo de desarrollo en el que la diversidad cultural y la creatividad son pilares de transformación social y económica del país, desde las regiones”, se busca apoyar al sector cultural, por lo que la región de San Agustín se ve muy beneficiada pues, gran parte de su economía se basa en el turismo que genera el patrimonio, que como bien se sabe, comprende todo este territorio mágico y misterioso, con una cultura que a día de hoy no se termina de conocer.

Nueva cotidianidad pandémica

Este año 2020 fue en pocas palabras algo terrible, un giro inesperado en la vida de cada uno de nosotros, porque hasta el más ricachón tuvo que ocupar un tapabocas, claro hecho por Louis Vuitton, pero tuvo que usarlo porque el covid-19 no se fija en los ceros que se tiene en el banco, el cargo que se ocupa o si se es una buena o mala persona. Es así como todos nos tuvimos que adaptar a esta nueva, normalidad y biopolíticas donde, donde gran parte de los comerciantes y pequeñas empresas se vieron afectadas, pues la economía cayó cual “pepa de guama al suelo”. Esto sin duda hizo que muchos negocios cerraran y además generó en la sociedad un sinfín de cambios, desde la manera en la que se distribuye el dinero hasta la forma de interactuar y ser. El saludo pasó a ser un choque de puños y codos, el temor a contagiarse y contagiar a otros, estableció que dos metros de frialdad serían justos para aumentar más esa incomunicación entre las personas, que a pesar de tener la mensajería instantánea y vivir conectados 24/7, parecen vivir más desconectados de la humanidad, de la realidad, de los problemas que realmente importan.

El neoconservadurismo, según Boltanski, es una de las tendencias, que la humanidad está desarrollando; Claudio Álvarez Terán (2019) menciona “que es la suma de Nacionalismo, Xenofobia y Moralismo”, que nos pone en un todos contra todos, donde la solidaridad, el contacto humano, la conexión entre las diferentes culturas e incluso entre una misma cultura, se van perdiendo y haciéndose más difíciles de practicar llevándonos a ser una sociedad totalmente distante y fría.

Resalto esta frase tan acertada y que me gusta de Horacio Calle (2009) “no importa que tan “pobre” haya sido esa vida. No hay vidas “pobres”, porque es algo que tenemos que entender en el sentido de que el gobierno debería apoyar a los pequeños empresarios y pequeñas empresas, porque si son pobres, no por esto se les debe de discriminar de tener una oportunidad para su progreso económico, pues siempre en todo modelo o estrategia que el gobierno genera para el desarrollo de la economía, salen beneficiados los empresarios grandes  quienes aprovechan para ganarse un poquito más de lo que ya generalmente ganan, que siendo honestos les da de sobra para sus necesidades básicas y antojos.

Esperanzas para el 2021

Todos manifiestan que este año se llevó muchas cosas, pues muchos se vieron en la obligación de vender lo poco que habían conseguido con el trabajo e incluso sus locales, para sobrevivir a la pandemia, además de que muchas personas perdieron familiares o amigos por que se contagiaron a pesar de tener todas las normas a disposición para evitarlo. Pero así mismo, llegaron nuevas ideas y las ganas de salir adelante, el emprendimiento y el amor por sus cercanos, hizo que los comerciantes vieran las oportunidades dentro de esta nueva normalidad, donde el tapabocas se hizo parte del outfit y el alcohol y gel antibacterial los mejores aliados en todo momento, para así adaptarnos a esta situación que parece no tener fin, que para la fe de muchos pronto terminará y solo será una experiencia un poco pesada que poner en nuestra mochila mientras continuamos por esta aventura que tenemos como vida.

Bibliografía

Álvarez M. [Claudio Alvarez Teran] (2019, noviembre 24) Retrotopía – Zygmunt Bauman [Archivo de video] Recuperado de: https://youtu.be/R_rX2zBbGng

Calle, Horacio. (1990). “Hacia una antropología de la vida cotidiana”. Boletín de Antropología. Vol. 5 – N°5. Bogotá: Pontificia Universidad Javeriana.

Fotografía de la Casa Tarzán. Recuperada d:e https://www.google.com/url?sa=i&url=https%3A%2F%2Fwww.rumbo.es%2Fhoteles%2Fcolombia%2Fsan-agustin%2Fhotel-tarzan&psig=AOvVaw1AOCkOzSfdBzOCg3ihwwRW&ust=1607687951131000&source=images&cd=vfe&ved=0CAIQjRxqFwoTCIC387auw-0CFQAAAAAd

información general de San Agustín. Recuperada de: https://sanagustinhuilacolombia.com.co/ https://www.sena.edu.co/es-co/formacion/Paginas/economia_naranja.aspx